El síndrome pulmonar por hantavirus es una enfermedad viral causada por el virus Hanta. Lo transmite el ratón colilargo a través de la saliva, heces y orina que, al secarse, se combinan con el polvo y se transportan por el aire. También se contagia por mordeduras o contacto directo con roedores vivos o muertos.

Prevención

La forma más efectiva de prevención es mantener la vivienda limpia para evitar la presencia de roedores. En el caso de galpones o depósitos, es conveniente ventilar por lo menos 30 minutos antes de entrar y cubrirse la boca y la nariz al ingresar. Es importante mantener desmalezados terrenos baldíos y guardar la basura en envases cerrados.

¿Qué hacer si encontramos un roedor?

No intentar tocarlo o golpearlo.
Consultar en el municipio si se dispone de un servicio de control de plagas.
Usar veneno para roedores o tramperas para capturarlo.
Si encontramos un roedor muerto, antes que nada usar máscara y guantes. Luego rociarlo con lavandina junto con todo lo que haya podido estar en contacto. Esperar al menos 30 minutos, colocarlo en una bolsa y enterrarlo a más de 50 cm de profundidad.

Síntomas

Los primeros síntomas se asemejan a un estado gripal con fiebre, dolores musculares, escalofríos, cefalea, náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea.
También puede presentarse falta de aire, similar a una neumonía.

Endémico

En Argentina hay cuatro regiones endémicas: Centro (Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos), Norte (Salta y Jujuy), Nordeste (Misiones) y Sur (Neuquén, Río Negro y Chubut).