La obra social ya está trabajando en más de 70 puntos de inmunización, distribuidos a lo largo de todo el territorio bonaerense.

En el marco del Plan provincial público, gratuito y optativo contra COVID-19 “Buenos Aires Vacunate”, la obra social participa en las actividades que se desarrollan en la Provincia.


En esta etapa de la campaña, que se desarrolla en articulación con el Ministerio de Salud de la Provincia, se busca llegar en el menor tiempo posible a personal de salud, docentes, personas mayores y aquellas que pertenecen a grupos de riesgo.

El sistema de asignación de turnos se implementa a través de vacunatepba.gba.gob.ar o a desde la App Vacunate PBA, en la que las personas se inscriben y luego reciben el turno en su correo electrónico. A medida que se vayan inmunizando los grupos de riesgo, se irá ampliando el grupo poblacional a vacunar, por eso se aconseja que todas las personas interesadas, se registren para recibir la vacuna.

Las postas que ya se pusieron en marcha abarcan gran parte de la provincia, desde lugares como Adrogué, Avellaneda, Berazategui, Florencio Varela, Ituzaingó, Jose C. Paz, Merlo, Morón, Quilmes, San Martín, San Miguel; hasta Bahía Blanca, Junín, La Plata, Mar del Plata, Olavarría, Pergamino y Tandil.

Paola, una enfermera que recibió la primera dosis de la vacuna destacó: “fue muy rápido y organizado todo. Me anoté y a los quince días me avisaron. Acá, en el lugar de vacunación, me atendieron súper bien, organizadamente, sin esperar. Además nos brindaron información sobre la vacuna y la siguiente dosis”. En tanto Miguel agregó “la vacuna nos cuida a nosotros y cuida a los demás, a nuestros amigos, familia, compañeros de trabajo”.

 

Por su parte Eugenia, también trabajadora de la salud, indicó “es importante que la gente se informe, se anote y venga a vacunarse. La salida de esta pandemia debe ser colectiva, solidaria. Debemos tomar conciencia: la vacuna salva vidas”.

Además de las postas mencionadas, IOMA también lleva adelante la vacunación en el Hospital Gabriela Carriquiriborde, en Temperley. El Hospital es el primer efector propio de la obra social, inaugurado en plena pandemia para ampliar la capacidad de atención en la zona sur del AMBA.