En los meses de verano, aumenta la actividad de los mosquitos, y también crecen las posibilidades de contagiarnos de dengue: en los días cálidos pasamos más tiempo al aire libre y estamos más expuestos a las picaduras, ya que usamos menos ropa. Por eso debemos extremar las precauciones.

¿Cómo se transmite?

El virus se transmite por la picadura de las hembras del mosquito Aedes aegypti: cuando una hembra se alimenta de sangre de una persona enferma de dengue lo adquiere y, al picar a otras personas, lo difunde.

El contagio solo se produce por la picadura del mosquito, no hay contagio de persona a persona. Cabe destacar que estos mosquitos también transmiten el virus chikungunya y virus Zika.

¿Cómo prevenirlo?

La medida más importante de prevención es la eliminación de los criaderos de mosquitos, es decir, todos aquellos recipientes que acumulen agua dentro y fuera de casa: macetas, frascos, palanganas, portamacetas, latas, botellas; ya que este mosquito tiene hábitos domiciliarios.  Además, es necesario renovar el agua en floreros y bebederos de mascotas cada tres días, así como limpiar canaletas y desagües.

Por otro lado, se aconseja utilizar espirales, tabletas y mosquiteros porque ayudan a impedir picaduras dentro de casa, mientras que, al aire libre, es recomendable usar repelentes y vestir ropa clara que cubra brazos y piernas, para que el Aedes que no te pique.

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma más común es la aparición repentina de fiebre mayor a 38°, a menudo acompañada de dolor en las articulaciones.
Otros síntomas que pueden aparecer son:

  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Fatiga
  • Erupción cutánea
  • Aparición de manchas en la piel
  • Picazón y/o sangrado de nariz y encías

Zonas más afectadas

A nivel regional, se observa un incremento de casos de dengue en la región de las Américas. En el año 2023 se registraron 4,1 millones de nuevos contagios, superando a lo ocurrido en el periodo 2019/2020.

A nivel nacional, se registra una circulación autóctona de virus dengue en: Chaco, Corrientes, Formosa, Misiones, Santiago del Estero, Tucumán, Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba, CABA y provincia de Buenos Aires. Los serotipos identificados son DEN-1, DEN-2 y DEN-3.
Respecto a Chikungunya, se registraron casos autóctonos e importados en las provincias de Misiones, Chaco y Santa Fe.
Hasta el momento no se registran casos autóctonos de Zika en Argentina desde el año 2018.

La provincia de Buenos Aires, por su parte, se encuentra en interrupción viral autóctona desde agosto de 2023. Actualmente se observan casos autóctonos en distintos puntos de la Provincia, con áreas con circulación, principalmente, de dengue serotipo DEN 1 y DEN 2.

En lo que respecta a personas afiliadas a IOMA, en lo que va de la temporada 2024, se ha registrado un total de 276 casos, con una positividad de 9%.
El promedio de edad es de 40 años y las principales Regiones Sanitarias IOMA con mayores casos positivos son: Lomas de Zamora, San Isidro y Morón.

Escuchá el podcast "Alerta, Mosquitos!"

Escuchá el Podcast “Alerta, Mosquitos!”

Actualmente no existe tratamiento específico contra el dengue, sino que se tratan los síntomas para aliviarlo hasta que transcurra el proceso viral.

 Si pensás que podés tener dengue, no tomes aspirinas ni te automediques: acercate a un centro de salud para ser evaluado/a.