Es un convenio entre IOMA y la Agencia Nacional de Discapacidad.

A partir del miércoles 10 de julio, los afiliados con discapacidad solo deberán acreditar su identidad para dar curso a sus gestiones y ya no será necesario presentar el CUD (Certificado Único de Discapacidad). Mientras que dicho Certificado se encuentre dentro del período de validez que establece la ANDIS, todas las gestiones que el afiliado deba realizar en IOMA podrán iniciarse solamente con la acreditación de su indentidad (con DNI).
Esta iniciativa va en línea con la transformación del Instituto y las políticas de transparencia, modernización y despapelización que venimos llevando adelante y que permiten agilizar y simplificar las gestiones que realizan sus afiliados.
La implementación de este acuerdo se traduce en una considerable simplificación de los requisitos que se solicitan a los afiliados a la hora de iniciar una solicitud.
En este campo, la obra social bonaerense ofrece una amplia cobertura que incluye provisión de prótesis y ortesis, rehabilitación, escuelas especiales y traslados, entre otras.