Con el calor se intensifica la circulación, cómo prevenir su reproducción

Con la llegada de los meses de verano, la actividad de los mosquitos aumenta, y también crecen las posibilidades de contagiarnos: en los días cálidos pasamos más tiempo al aire libre y estamos más expuestos a las picaduras al usar menos ropa. Por eso es importante extremar las precauciones.

El mosquito Aedes aegypti es el agente transmisor del Dengue. Para combatir a esta enfermedad son fundamentales las medidas de prevención para impedir que se reproduzca el mosquito, como así también evitar picaduras.
Si bien hasta hace unos años los principales focos de circulación viral se concentraban en las zonas más cálidas de Argentina (NOA y NEA), en la actualidad se observan en varias regiones más, incluyendo la provincia de Buenos Aires.

Simples hábitos con grandes beneficios

Al no existir vacunas ni tratamiento específico contra el dengue, la forma más efectiva, práctica y económica de frenarlo es impedir que se reproduzca el mosquito.
Por eso, se aconseja:

Importante

• No existe el contagio de persona a persona
• Solamente se transmite cuando el mosquito pica a una persona enferma y luego, a una sana.