La detección precoz resulta esencial para alcanzar resultados favorables. 

Desde el 2016, cada 30 de septiembre se conmemora el Día internacional del Trastorno Específico del Lenguaje (TEL), una alteración de la comunicación que interfiere en el desarrollo, comprensión, adquisición y expresión del lenguaje en las y los niños.

Quienes lo padecen no presentan alteraciones neurológicas, físicas, cognitivas ni auditivas. Es decir, no tienen ninguna dificultad aparente para desarrollar el lenguaje, pero se ven imposibilitados de hacerlo.

Este trastorno requiere de un tratamiento adecuado en edades clave del desarrollo. La detección precoz, por lo tanto, resulta esencial para alcanzar resultados favorables.

Señales a tener en cuenta 

Si la niña o el niño presenta algunas de estas situaciones, es necesario consultar con personal especializado:

  • A los 2 años, no dice ninguna palabra inteligible, más allá de “mamá” y “papá”
  • Tiene un vocabulario limitado a unas cuantas palabras, pero no arma frases
  • A los 4 años, pronuncia enunciados de sólo dos palabras
  • Juega mucho tiempo solo
  • Habla poco o nada (“es tímido”)
  • Dice o repite palabras, pero no entiende su significado
  • Parece ignorar a quienes le dan órdenes o lo llaman por su nombre
  • Habla, pero no se le entiende

¿Dónde consultar?

Frente a la presencia de algunas de estas señales, es conveniente consultar con la/el pediatra.
Estas son algunas de las posibles terapias, las cuales deberán ser interdisciplinarias.

  • Fonoaudiólogo Neurolingüista
  • Fonoaudiólogo especializado en trastornos del lenguaje
  • Psicólogo
  • Psicopedagogo y Terapia Ocupacional

El equipo de Fonoaudiología de IOMA destacó que “Dentro de los tipos de trastornos del lenguaje podemos encontrar tres subgrupos:
– Trastorno del lenguaje expresivo que afecta a la fluidez de la palabra
– Mixto que afecta tanto a la parte expresiva como comprensiva
– Trastorno del procesamiento central.
“Estos trastornos repercuten en el aprendizaje. Por ejemplo se ve mucho en las niñas y niños que presentan dificultad para leer, para comprender lo que está escrito, para decodificar la ortografía o para establecer una frase”, resaltaron desde el equipo de profesionales del Instituto. 
 La Asociación Trastorno Específico del Lenguaje Argentina (A.TEL.AR) está compuesta por un grupo de madres y padres que se encargan en nuestro país de realizar diversas actividades, con el fin de visibilizar esta patología. Porque, como dicen, “aceptar que debemos preocuparnos es decidir que debemos ocuparnos”.
Para más información, podés visitar su sitio web: www.atelar.org

IOMA otorga una cobertura para este trastorno que consiste en ocho sesiones mensuales de tratamiento fonoaudiológico.